Sunday, 20 de April de 2014

¿Qué es el Observatorio Tecnológico?

El panorama socioeconómico actual viene marcado por el proceso de globalización de los mercados, producido principalmente por la mejora sustancial de las comunicaciones y los transportes, en lo cual ha influido enormemente el desarrollo de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), permitiendo el intercambio de conocimiento en cualquier momento a nivel global. Esta globalización implica que cualquier empresa pueda comercializar sus productos en nuestro país o que se desplace la producción a países con costes de mano de obra mucho menores, amenazando así a los puestos de trabajo productivos de nuestro país.

Ante esta situación, la única forma de competir que tiene la mayoría de organizaciones es mediante la incorporación de tecnologías innovadoras en sus procesos y productos, poniendo en marcha el proceso que se conoce como Innovación Tecnológica.

En general, y en el entorno tecnológico en particular, la innovación no es algo que aparezca por sí solo, sino que es necesario realizar un esfuerzo para lograrla, implementando cuidadosamente una serie de mecanismos que contribuyan, en primer lugar, a conocer las tecnologías existentes y analizar su impacto para posteriormente poder aplicar dichas tecnologías en los procesos de la empresa o generar nuevas tecnologías. A este proceso basado en el estudio de las tecnologías existentes se le conoce como Vigilancia Tecnológica, que se puede definir como el proceso organizado, selectivo y permanente de captar información del exterior y de la propia organización sobre ciencia y tecnología, seleccionarla y analizarla para convertirla en conocimiento y poder tomar así decisiones estratégicas reduciendo el riesgo de las mismas.

Por todo ello, el Instituto Tecnológico de Informática ha puesto en marcha un servicio de Vigilancia Tecnológica a través del Observatorio Tecnológico del sector TIC con una infraestructura informática específica que permite recopilar, almacenar, categorizar y mostrar información científico-tecnológica relevante que brinda a sus usuarios, ya sea una empresa o institución científica, la posibilidad de trazar planes y formular estrategias tecnológicas minimizando la incertidumbre y potenciando de esta forma la innovación y el desarrollo.

Las TIC son difíciles de clasificar pues agrupan una serie de tecnologías que abrazan varios campos del saber. El Instituto Tecnológico de Informática (ITI), consciente de que toda labor de vigilancia debe ser focalizada, ha adoptado una postura práctica a la hora de definir las áreas temáticas en las que se estructura el Observatorio Tecnológico.

Así pues se han definido diez áreas temáticas y una general acordes con las líneas tecnológicas y de investigación del instituto y con las áreas que se han considerado como tendencia en el sector TIC. Las categorías definidas han sido:

  • Calidad del software: enfocada en procesos de testeo de software, estándares de testeo, estándares de usabilidad y accesibilidad, modelos de madurez, etc.
  • Computación inteligente: enfocada en inteligencia artificial, algoritmos bioinspirados, agentes, sistemas complejos, etc.
  • Comunicaciones y sensores: enfocada en sistemas de medición de señales para su posterior procesado y envío a través de redes de comunicación. Está muy relacionado con el campo de la bioingeniería y la domótica.
  • Ingeniería del software: enfocada en la red Internet de nueva generación, donde el usuario tiene un papel fundamental. Así se recogen aspectos relacionados con tecnologías semánticas, redes sociales, arquitecturas orientadas a servicios (SOA), etc.
  • Multimedia: enfocada en la multitud de formatos en los que se puede presentar la información en la Sociedad del Conocimiento en la que estamos inmersos. Se recogerán aspectos relacionados con terminales, con sistemas de codificación, etc.
  • Sistemas de Información Geográfica: enfocada en tecnologías de georeferenciación y geocodificación para la resolución de problemas complejos de planificación y gestión.
  • Seguridad Informática enfocada en seguridad de la información, detección de intrusos (ataques o virus informáticos), sistemas o metodologías de gestión de los sistemas de información, etc.
  • Sistemas distribuidos: enfocada en las capacidades y posibilidades que ofrece la construcción de aplicaciones distribuidas, algoritmos de replicación de bases de datos, sistemas de alta disponibilidad, etc.
  • Software Libre: enfocada en iniciativas, comunidades y modelos de negocio relativos al software libre.
  • Tecnologías del lenguaje: enfocada en tecnologías de síntesis, procesado y reconocimiento de voz, basado en algoritmos estadísticos, con grandes aplicaciones como la traducción automática.
  • Visión artificial: enfocada en visión por computador, reconocimiento óptico de caracteres, reconocimiento de formas en aplicaciones industriales, biometría (reconocimiento facial, de huellas dactilares…), etc.
  • I+D+i es una categoría especial que recoge información relacionada con la Investigación y Desarrollo pura, es decir, todo aquello que atañe a un instituto tecnológico, información de los ministerios implicados, cifras estadísticas sobre inversión en I+D, etc.


El gestor de contenidos implementado permite la difusión de la información almacenada a través de distintos mecanismos:

  • Portal Web del Observatorio: Por defecto, en portada se muestran los cuatro tipos de recursos que tienen mayor caducidad temporal (Noticias y opinión, Oferta y Demanda tecnológica, Cursos y Eventos). Además, el portal ofrece la posibilidad de mostrar la información para una categoría concreta, para un tipo de recurso concreto o mediante el cruce de ambos (categoría-tipo). La información que se muestre en el portal dependerá de los permisos del usuario final, pues se han varios niveles de acceso: interno, exclusivo para personal del Instituto; privado, para personal interno y empresas asociadas o suscritas; y público, disponible para todos los usuarios.
  • Buscador: Permite la búsqueda por texto libre en título, contenido y etiquetas asignadas a cada documento. Los resultados de la búsqueda se presentan agrupados por tipo de recurso.
  • Sindicación de contenidos: Se han implementado mecanismos de sindicación RSS al contenido del Observatorio, contemplando la sindicación global (a todos los recursos), la sindicación a un tipo de recurso concreto y la sindicación a una categoría específica.
  • Envío de boletines electrónicos: Previo registro y a través del correo electrónico, se puede recibir periódicamente la información más reciente. Los boletines podrán ser de tipo genérico, con toda la información de todas las categorías, o el propio usuario podrá personalizarlos indicando las categorías y el tipo de recurso de su interés.

Boletines personalizados: Este servicio consiste en la recepción a través del correo electrónico de un boletín con información específica según las necesidades e interesas de la empresa: recursos incluidos específicos (sólo noticias, solo eventos, etc.) y/o categorías temáticas específicas (sólo Visión Artificial, por ejemplo). La periodicidad del envío será quincenal. También se contempla el envío de boletines de alerta sin periodicidad definida para información urgente. Este servicio será configurable desde la propia web para usuarios suscritos.

Informes de tendencias: Este servicio consiste en la elaboración de estudios de tendencias tecnológicas en base a la información recopilada en el Observatorio, ya sea del sector TIC en general o bien sea de algún subsector en concreto, como Automoción, Infancia, etc. La periodicidad será semestral.

Informes de tecnologías: Este servicio consiste en la realización de estudios avanzados sobre tecnologías de última generación y bajo investigación, tanto informes elaborados por el ITI como resultados de proyectos de investigación o por iniciativa propia así como bajo demanda.

Informes de referencias bibliográficas: Es un servicio de Información Bibliográfica (SIB) que proporciona asistencia en búsquedas bibliográficas sobre un tema concreto como paso previo a un trabajo de investigación y desarrollo. Se utilizan referencias normalizadas (ISO, Vancouver, Harvard, etc.).

Caracterización de categorías temáticas: Caracterización de una o varias áreas temáticas como punto de origen para la implementación y puesta en marcha de un sistema de Vigilancia Tecnológica en una empresa. En el proceso se realizan actividades como:

  • Caracterización y parametrización del entorno.
  • Análisis de fuentes de información relacionadas.
  • Definición de estrategias de búsqueda.
  • Implementación de las áreas temáticas.
  • Recopilación, filtrado y categorización de información.


Venta de documentación no libre: El servicio de información tecnológica básico es referencial, esto es, se ofrece únicamente título y resumen del recurso correspondiente (artículo científico, patente…). Este servicio de venta de información proporcionaría al usuario interesado el texto completo.

Asesoramiento personalizado en licitaciones internacionales: Este servicio consiste en el acompañamiento a empresas en licitaciones internacionales para la capacitación de las mismas. El proceso sigue las siguientes fases:

  • Introducción y definición de estrategias.
  • Herramientas básicas. Marco lógico.
  • Marketing: detección y análisis de oportunidades.
  • Procedimientos: Expresiones de Interés y Ofertas (técnicas y financieras).
  • Conclusiones y recomendaciones.


Planes estratégicos personalizados de innovación e internacionalización (PEI): Este servicio consiste en el asesoramiento en la elaboración de propuestas de proyectos I+D+i al VII Programa Marco. El PEI contendrá la siguiente información:

  • Capacidad tecnológica de la empresa. Capacidad de innovación y desarrollo en la empresa.
  • Ruta de trabajo en la presentación de la propuesta: Programa, Call, Topic, posibles socios, etc.


Implantación de una sistemática de gestión de la innovación: Este servicio consiste en la implantación en empresas del sector de una metodología de gestión de la innovación bajo las recomendaciones de la norma UNE 166002:

  • Autodiagnóstico.
  • Reflexión estratégica: objetivos estratégicos de la empresa, mapa de negocios clave y marco de ejes estratégicos.
  • Generación de ideas: técnicas de creatividad.
  • Selección de ideas e iniciativas: criterios de selección.
  • Creación de carteras de proyectos de innovación a desarrollar en el corto y medio plazo.