lunes, 24 de septiembre de 2018

Ficha del recurso:

Fuente:

Vínculo original en ComputerWorld
Computerworld

Fecha de publicación:

viernes, 8 de julio de 2011

Última actualización:

lunes, 11 de julio de 2011

Entrada en el observatorio:

lunes, 11 de julio de 2011

Idioma:

Castellano

Sector de actividad:

Sanidad

Archivado en:


El papel de las TIC en el futuro del sistema sanitario español

En la primera edición del Congreso Computerworld de Sanidad TIC celebrado el pasado 7 de julio en Madrid, los líderes del sector sanitario han repasado las claves para mejorar la productividad y la eficiencia y poder así mejorar la calidad asistencial.

 

El sistema sanitario debe “adoptar nuevos modelos asistenciales, especialmente con los pacientes crónicos”, ha afirmado José Luis Monteagudo, jefe de Área de la Unidad de Telemedicina y e-Salud del Instituto de Salud Carlos III, durante el I Congreso Computerworld de Sanidad TIC que ha organizado en Madrid IDG Communications y SEIS, y que ha contado con el patrocinio de Canon, Hitachi Data Systems y Carestream. En su opinión, “el sector sanitario tiene que mirar al futuro ya que estamos en un momento crítico y de cambio acelerado por el contexto económico y social”. Las recetas milagrosas no existen ante un escenario tan complejo. Sin embargo, la aplicación de las TIC se presenta como un instrumento clave para hacer una sanidad más sostenible. Y nuestro país está tomando la delantera en este tipo de aplicaciones, que abarcan desde la informatización de los historiales clínicos de los pacientes, hasta las teleconsultas o el telediagnóstico. “España nos han situado como un referente en asuntos de salud”, señala Monteagudo. La irrupción generalizada de Internet en los hogares, el incremento de las capacidades de los teléfonos móviles y las posibilidades que abre la televisión digital terrestre apuntan hacia una nueva dimensión en la telemedicina. "Éstos son los tres pilares que harán posible un cambio de provisión de servicios sanitarios" , asegura Monteagudo. El salto, especialmente en telemedicina para crónicos y mayores, no tiene pinta de estar muy lejos, según el jefe de la Unidad de Telemedicina y e-Salud de este instituto sanitario, vinculado al Ministerio de Sanidad. “Se están concentrando tal cantidad de intereses, nuevos actores, posicionamiento de empresas, cambios tecnológicos, redes sociales que da la impresión de que nos encontramos en un momento de saturación que puede ser precursor del cambio”, sostiene. Según Monteagudo, actualmente existe una serie de herramientas de e-Salud que facilitan la calidad asistencia al paciente como son los medios de Web 2.0; los sistemas de comunicaciones interactivas multicanal; mHealth; de Historias Clínicas Personales (PHRs); servicios AAL (Ambient Assisted Living) para la vida independiente en casa; salud personal; salud personalizada y plataformas abiertas e interoperables de servicios Web con aplicaciones para la (auto) gestión de los pacientes crónicos y los cuidados de larga duración.

Por su parte, Carlos Jiménez, subdirector de Hospitales del Serviciso de Madrileño de Salud, remarcó que “hablar de TIC en sanidad es hacer solo lo necesario, correctamente a tiempo y a satisfacción del usuario”.. En su intervención destacó la importancia de las personas en el éxito de la implantación de las TIC y concluyó afirmando que “las TIC no ha aportado todo lo que se esperaba”.

Manuel Pérez Vallina, subdirectorde Informática del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, fue el encargado de clausurar el evento. En su inervención señaló que “en un momento de contención de los presupuestos debemos dirigir todo el desarrollo de aplicaciones y servicios hacia acciones visibles y esto pasa por la consolidación, la virtualización y la integración”.