jueves, 15 de noviembre de 2018

Ficha del recurso:

Fuente:

Vínculo original en Red.es

Fecha de publicación:

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Última actualización:

jueves, 27 de noviembre de 2008

Entrada en el observatorio:

jueves, 27 de noviembre de 2008

Idioma:

Castellano

Archivado en:


El futuro de Internet según Nikesh Arora: La vida en una nube

"Cada día se producen más de seis millones de búsquedas online y sólo en las pasadas elecciones presidenciales de Estados Unidos se registraron ocho millones de búsquedas por minuto", señala Nikesh Arora.

Cuando se trata de tecnología, es muy arriesgado hacer previsiones a 10 años vista; “no me llamen en 2018 para reclamarme que no acerté”, pide Nikesh Arora –Presidente de Operaciones de EMEA y Vicepresidente de Google Inc.- al público asistente en el auditorio del FICOD a su conferencia “El futuro de los contenidos en la red. La perspectiva de Google”.Arora prefiere por tanto hablar de tendencias más que previsiones y lo hace en diferentes campos relacionados con Internet. En primer lugar, afirma la clara tendencia a utilizar cada vez más la Red como fuente de información ubicua. “Ustedes ya no necesitan esperar a que el quiosquero les venda el periódico; pueden consultarlo on-líne a cualquier hora y en cualquier lugar donde dispongan de conexión”, explica Arora. “Cada día se producen más de seis millones de búsquedas online y sólo en las pasadas elecciones presidenciales de Estados Unidos se registraron ocho millones de búsquedas por minuto”.

En el campo del ocio, Arora vaticina que el consumidor diseñará la programación de televisión y radio a su medida –a través del podcast o el streaming, por ejemplo- fragmentando las audiencias hasta límites nunca conocidos. “Si mis programas de televisión favoritos se emiten de 7 a 10 de la mañana pero a esas horas tengo mejores cosas que hacer, podré elegir cuándo verlos y en qué plataforma, desde el teléfono móvil hasta el portátil”, ejemplifica Arora, que no sólo anuncia un futuro próximo, sino que también intercala en su charla miradas al pasado reciente, como aquellos tiempos en los que –sólo 10 años atrás- apenas un 2% de la población disponía de teléfono móvil: “Ahora, algunos de ustedes tienen incluso dos. Por no hablar del correo electrónico: ¿no se han preguntado cómo podríamos vivir actualmente sin él?”.

Arora también alude al fenómeno reciente de las redes sociales. Facebook cuenta hoy con 100 millones d usuarios. “Hace una década nadie sabía qué era una red social y del mismo modo, muchas personas solitarias no podían imaginar entonces que podrían hacer decenas de amigos por Internet”.

En sus previsiones referidas a la tecnología que viene, Arora señala que la capacidad de memoria de los ordenadores será impresionantemente amplia, hasta el punto de que “colocaremos casi toda nuestra vida en una nube: colgaremos las fotos, los vídeos; ingresaremos la nómina en banca electrónica, guardaremos nuestros documentos en ingentes archivos virtuales, etc. Todo, en esa nube que no sabemos dónde está, pero que está en todas partes”, resume para añadir que “nuestra mayor preocupación será saber si tal hotel o cual cafetería donde quedamos con nuestro amigo para mostrarle las últimas fotos de nuestras hijas disponen de Wi-Fi”.

Pero no sólo aumentará la memoria de los ordenadores; también lo hará lo que Arora bautiza como “colaboración creativa”, o lo que es lo mismo, recibir la colaboración de internautas voluntarios para la resolución de un problema: “Paulo Coelho solicitó esta ayuda para rodar una película compuesta por historias diferentes y recibió más de 6.000”.

Arora avanza asimismo un futuro cibernético en el que conoceremos la “búsqueda inteligente”: mucho más concreta que la actual, con filtros potentes y adaptada a las circunstancias y el contexto de cada usuario. La novedad más atractiva y espectacular en relación a este sistema de búsquedas será el reconocimiento de personas por medio de fotografías mediante el sistema de “name tag”, ya existente. Se trata de identificar a una persona presente en varias fotografías de forma que el ordenador reconozca sus rasgos fisonómicos para reconocer otras fotografías de la misma persona colgadas en la Red.

Por último, Arora deslumbró al público con una revelación que, en sus propias palabras, “cambiará el panorama mundial para siempre”: las buenas traducciones online. “Hoy son muy malas porque traducen palabra por palabra directamente desde diccionarios y no distinguen sintaxis ni gramática”. El futuro es la traducción frase por frase e incluso, párrafo por párrafo, partiendo de textos ya presentes en las decenas de miles de libros que se habrán volcado en la Red. Incluso se podrá chatear en idiomas distintos: “Yo podré escribir en inglés para que, automáticamente, mi amigo en su ordenador de México vea mis palabras ya traducidas al español”. Lo mejor de todo es que esta tecnología ya existe; sólo tiene que mejorar.

Nikesh Arora se despidió de la audiencia advirtiendo que, más allá de todos los avances presentes y por venir, Intenet y su tecnología nos ofrecen una gran oportunidad en todos los sentidos, y más aún en tiempos de crisis, para emprender negocios nuevos al bajo coste que facilita la plataforma digital –en períodos críticos nacieron Google o Apple-. “La cuestión es si será una buena oportunidad o si nos dará dolor de cabeza”.