domingo, 17 de diciembre de 2017

Ficha del recurso:

Fuente:

Vínculo original en noticierotextil.net

Fecha de publicación:

viernes, 7 de noviembre de 2008

Última actualización:

lunes, 1 de diciembre de 2008

Entrada en el observatorio:

lunes, 1 de diciembre de 2008

Idioma:

Castellano

Sector de actividad:

Infancia

Archivado en:


Avery Dennison muestra dos proyectos de RFID para el retail

Avery Dennison presentó dos proyectos en Portugal de identificación por radiofrecuencia (RFID) para retailers, que han superado la fase de prueba piloto y la utilizan como sistema de gestión. En concreto, Avery Dennison ha suministrado las etiquetas RFID y las impresoras/codificadoras necesarias para llevar a cabo la implantación de la tecnología RFID en todos los productos de la librería Byblos de Lisboa, así como en las prendas de ropa de Throttleman, una de las principales cadenas de moda de Portugal.


El 17 y 18 de septiembre, Avery Dennison auspició una jornada organizada por RFID Sherpas y Creativesystems que incluyó una visita comentada por los propios usuarios de la tecnología a la tienda de Byblos en Lisboa, a una de las tiendas de Throttleman en Lisboa y a su centro de distribución en Oporto, para dar a conocer in situ a otras empresas interesadas en la aplicación de la RFID.

 

La cadena Byblos ha apostado en 2008 por identificar con RFID los más de 350.000 libros, juegos y vídeos de su nueva tienda de Lisboa (Amoreiras de 3.300m²), para mejorar su servicio y el confort para el cliente y el empleado. Según comentó a los asistentes al tour Rui Gaspar, directivo de Byblos, los proveedores tecnológicos aplicaron todo el cambio al sistema RFID en un periodo de 100 días. Actualmente todo el establecimiento se gestiona con RFID (estanterías y productos, cajas, puertas de acceso, etc.) y gracias a esta tecnología el almacén de Byblos es la propia tienda, no necesita de un almacén aparte. Además, con a este sistema los clientes pueden conocer libremente todos los detalles de los productos, a través de una interactiva pantalla táctil, con tan sólo acercar el artículo etiquetado con un tag RFID de Avery Dennison al los puntos de información.

Los asistentes al tour también pudieron comprobar cómo el sistema compara los productos vendidos, en la rápida caja con RFID, con los artículos que llevan los clientes cuando abandonan la tienda; de esta manera, si al salir, el número identificativo no está registrado como vendido, el lector dispara una alarma.

Throttleman, uno de los referentes en el mundo de la moda, utiliza la tecnología RFID desde marzo de 2007 para gestionar su cadena de suministros y la próxima colección ya dispondrá del 80% de la colección etiquetada con RFID en origen (o punto de fabricación) desde las plantas Service Bureau de Avery Dennison en Asia y Europa.

Gracias a la aplicación de la RFID Throttleman ha reducido el plazo de entrega 4 días (de antes 5 días a hoy 24 horas), el stock en el almacén central un 60% y los retrasos en las entregas de un 21% sin RFID a un 0% actualmente. “Los motivos por los que nos decidimos a aplicar la tecnología RFID son: la sencilla integración de esta tecnología a los procesos logísticos existentes, la reducción inmediata de los plazos de entrega, la fiabilidad y precisión en el control de stocks y la introducción del concepto cross-docking, que nos permite enviar los artículos del centro de producción en Asia y Europa a las tiendas sólo comprobando sin abrir las cajas su contenido, reduciendo así el stock en almacén", afirmó Miguel Martins, director de Logística de Throttleman.