Wednesday, 23 de April de 2014

Ficha del recurso:

Fuente:

Vínculo original en vnunet.es
Rosalía Arroyo

Fecha de publicación:

Tuesday, 14 de April de 2009

Última actualización:

Tuesday, 14 de April de 2009

Entrada en el observatorio:

Tuesday, 14 de April de 2009

Idioma:

Castellano

Archivado en:


La recesión despierta el interés por los ordenadores 'verdes'

Las empresas miran hacia soluciones de software que hagan que los PC sean más eficientes.

Un informe de Forrester Research ha puesto de manifiesto que el interés en torno al consumo de los ordenadores está creciendo gracias a la recesión. La mayoría de las empresa confía en que sus empleados apaguen el ordenadores cuando no se utilicen o activen los ajustes de gestión del consumo en sus PC, pero están optando por echar mano de soluciones de software diseñadas para hacer que los ordenadores sean más eficientes.

Cada vez son más las empresas que buscan la manera de reducir los costes de mantenimiento de sus ordenadores ahora que la recesión presiona en todas las unidades de un negocio. Más de la mitad de las empresas que dicen tener programas ecológicos en los PCs se basan principalmente en ponerse de acuerdo con los trabajadores para que apaguen los ordenadores o que activen la gestión del consumo eléctrico. Al menos eso es lo que se desprende de un informe publicado por Forrester Research.

Sólo un pequeño porcentaje de las empresas encuestadas tiene software proactivo dedicado a la gestión del PC, aunque son muchas las compañías que miran hacia estos programas. Hasta el momento, según afirma Doug Washburn, uno de los analistas del informe, hay mucho interés en la gestión de la energía de los ordenadores, y es que en medio de una recesión se busca la manera de reducir cualquier coste.

En los últimos años, cuando se hablaba de la 'Green IT', nos centrábamos en los sistemas de los centros de datos, entre los que se incluyen los servidores y los sistemas de almacenamiento. Pero son muchos lo que miran hacia los ordenadores, monitores y otros periféricos, que pueden llegar a contabilizar el 55% del consumo de energía de una empresa.

En un entorno tradicional la mayoría de las máquinas se utilizan entre ocho y nueve horas diarias, cinco días a la semana, lo que significa entre 15 o 16 horas diarias los ordenadores están inactivos. Muchas empresas están pidiendo a los empleados que desconecten los ordenadores cuando no están activos, y otras están activando los ajustes de gestión de energía que incorpora el ordenador que algunos empleados habían desactivado.

Además, en la encuesta el 7% afirmó que ya están utilizando software específico que sea capaz de aplicar políticas de gestión energética, mientras que un 20% afirma que están evaluando productos.