Saturday, 19 de April de 2014

Ficha del recurso:

Fuente:

Vínculo original en idg.es
Paula Bardera

Fecha de publicación:

Thursday, 30 de April de 2009

Última actualización:

Monday, 4 de May de 2009

Entrada en el observatorio:

Monday, 4 de May de 2009

Idioma:

Castellano

Archivado en:


El código abierto sube a la nube

La firma especializada en código abierto, SugarCRM, ha desarrollado Sugar Open Cloud, una plataforma abierta on-demand.

“Partes de código abierto y partes de cloud computing”  se unen en ella, ha explicado Martin Schneider, director de marketing de producto de SugarCRM. Básicamente, los clientes compran una licencia que les proporciona acceso a la aplicación hospedada, a la plataforma de SugarCRM y a herramientas, así como al propio código. Y es que, según Denis Pombriant, fundador y analista principal de Beagle Research, “estamos en medio de un gran cambio de paradigma. Nuevos modelos están situándose en la palestra”. De hecho, el fabricante de soluciones ERP de código abierto, Compiere, también cuenta con una versión hospedad de sus aplicaciones. El pasado mes de marzo, la firma puso a disposición de los usuarios de EC2 de Amazon, las versiones hospedadas de su ERP. Así, los clientes pueden acudir al sistema en la nube de Amazon para utilizar los servicios de ERP de Compiere, entre los que se encuentran consultoría, compras, fabricación y almacén.

Por su parte, SugarCRM ha dado a conocer una nueva línea de soluciones entre las que se encuentra Sugar Express, por 8 dólares al mes por usuario; Professional, por 30 dólares por usuario y mes y la versión Enterprise, que tiene un precio de 50 dólares al mes por usuario.

SugarCRM ha lanzado Sugar Open Cloud para gestionar SugarCRM y otras aplicaciones. Sugar Open Cloud es un conjunto de herramientas para servicios de integración, despliegue de aplicaciones, tolerancia ante fallos, seguridad y monitorización. “Realmente queremos acercar la nube a la gente”, ha comentado Schneider, “es el mejor modo de gestionar las aplicaciones. ¿Por qué seguir trabajando con servidores?”, se pregunta este responsable.

Para aquellos clientes que aún prefieren instalar y gestionar las aplicaciones por sí mismos, cada edición de SugarCRM cuenta con una clave de descarga. Así que, “lo dejamos a elección del cliente. De ese modo, pueden ponerlo en marcha por sí mismos o simplemente instalarlo para cosas como desarrollo y pruebas o incluso para trabajar offline”. De hecho, la edición libre está disponible para la comunidad de desarrolladores, no sólo como un servicio hospedado.

En opinión de Tim Hickernell, analista de Info-Tech Research Group, las aplicaciones de código abierto podrían ser tan atractivas como los servicios propietarios hospedados, dejando que los clientes los juzguen bajo los mismos parámetros.

“No creo que las compañías deban centrarse en si es un servicio de código abierto o es uno propietario. Deberían fijarse en quién se lo ofrece”, ha declarado Hickernell, quien ha añadido que, “cuando uno se suscribe a un servicio en la nube, bien sea CRM o cualquier otra cosa, las compañías necesitan tener en cuenta la viabilidad del proveedor, igual que lo haría si fueran a externalizar una aplicación comercial”.

Eso sí, tanto Hickernell como Pombriant afirman que se imaginan que proveedores de software como servicio, SaaS, tales como Compiere y SugarCRM, así como NetSuite, Salesforce y otros, tendrán que asumir el papel de intermediarios fiables que realmente agregan servicios en la nube, no sólo herramientas en función de sus clientes, sino que apuesten por redes completas y complejas. “Es difícil decir hoy por hoy qué modelos tendrán éxito, pues nos encontramos en un período en el que las compañías aún están experimentando”, ha matizado Pombriant, de Beagle Research.